Desconexión bailando salsa y tener una casa en la playa

Bailas salsa con alguien, vais al mismo tiempo, mismo estilo, pero hay algo que no termina de encajar…

Por supuesto puede ser debido a multitud de factores, pero hay un pequeño detalle que muchas veces pasa desapercibido, especialmente si siempre bailas en los mismos lugares o llevas poco tiempo bailando salsa: la forma de pisar el break.

La pisada del break, se produce cuando se “rompe” el sentido del básico y se pasa de avanzar a retroceder, y viceversa. Por ejemplo:

  • En los estilos donde se dice que se baila en tiempo 1 (on1) el break corresponde a la pisada en tiempo 1. Avanzamos durante los tiempos 6 – 7 – 8 y en el 1 se produce el punto de inflexión, el 2 ya se pisa en sentido contrario y comenzamos a retroceder.
  • En los estilos donde se dice que se baila en tiempo 2 (on2) el break corresponde a la pisada en tiempo 2. Avanzamos durante los tiempos 7 – 8 – 1 y en el 2 se produce el punto de inflexión, el 3 ya se pisa en sentido contrario y comenzamos a retroceder.

Bien, para a explicar esta posible desconexión con la pareja, a partir de ahora los ejemplos serán sobre el baile en tiempo 2 (hablando de un compás de 4 tiempos musicales como es la salsa, en un conteo de 8 tiempos ese segundo tiempo puede caer en 2 o en 6), que es donde he visto más acentuado el “problema”.

Dependiendo del país donde vivas, o la moda en ese momento, puede que los pasos de break delantero y trasero estén próximos al centro o muy separados. Me explico. Estos serían los dos polos opuestos en cuanto a la forma de pisar, lo ejemplificaré con la analogía de cuántas “casas” tenemos:

Pisamos el 1 y el 5 cerca uno del otro

Como ves en la ilustración, se mantiene un centro más o menos definido. Avanzamos el 2 a una distancia cómoda, pero en 5 volvemos a “casa“. Desde ese punto viajamos hacía nuestro break trasero al 6. Desplazamientos moderados en los extremos, cortos en el centro. Esta opción proporciona más control, equilibrio y estabilidad.

Pisamos el 1 y el 5 lejos uno de otro

En este caso no hay un centro que podamos llamar “casa”, tenemos dos de ellas, una “casa en la playa” delante y una “casa en la montaña” detrás, a distancia una de la otra. Como cada break tiene su propia casa, tenemos que viajar constantemente entre una y otra por un camino más largo. Desplazamientos cortos en los extremos, largos en el centro. Esta opción proporciona más recorrido y un efecto péndulo.

Observaciones

Como decía, en cada país, momento, o incluso preferencia individual, puede que sea más común una forma que la otra (¡fíjate la próxima vez que salgas a bailar!). Donde vivo yo se ha estado poniendo más de moda la versión con dos casas, con pasos muy largos en 1 y 5 pisando 2 y 6 muy cerca de estos últimos.

Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes, pero ya solo el hecho de conocer que existen te puede evitar situaciones frustrantes. Si tú bailas de una forma y tu pareja de la otra, el baile resultante es como una goma que se tensa y suelta constantemente, no vais en sincronía aunque piséis al tiempo. Resulta incómodo.

¿Cómo se baila en tu zona?

¡Comparte y comenta si te ha parecido interesante!

😘😘

Deja un comentario